Aunque la cultura de los cafés es muy popular en Barcelona, la mayoría de estos sitios son reservados como lugares únicamente para reunirse con amigos y tomar bebida y comida. La ausencia de Internet cafés es algo que puede ser incómodo para los estudiantes, especialmente cuando las bibliotecas de la universidad se vuelven monótonas. Sin embargo, existe algunos cafés donde no solamente se puede sacar su ordenador para trabajar, pero que ofrecen Wifi gratis también. 
Lilipep
El ambiente es íntimo: hay menos de diez mesas, incluido sofás y ottomans. La música, una selección de Indie-folk-blues, suena a nivel bajo, lo que crea una atmósfera perfecta para estudiar en paz. Casi todo del menú es casero y hecho por una cocinera detrás del bar. Tienen comida ligera como ensaladas y bocadillos y bebidas de café, té, y chocolate. El lemon meringue pie con la infusión Mediterráneo son recomendados. 
Bornet
Bornet está en la calle justo alrededor de Lilipep. Hay menos gente y se puede concentrar más fácilmente. Otro punto importante es que hay ordenadores públicos para usar en la sala del fondo. También hay postres caseros, y tés interesantes. Al nivel de la decoración, Bornet muestra arte local en exposiciones que cambian regularmente.
 Alsur Café
Alsur es el más grande de los tres y el más frecuentado, ofreciendo un espacio “Laptop” además de una sala normal de restaurante. Con ventanas grandes se puede ver la simpática calle de Caders mientras estás reclinada en los sofás. La comida también es muy adecuada – el pastel de chocolate y dulce de leche se termina difícilmente pero es tan rico que vale la pena. Única cosa: debes venir con el ordenador cargado porque no hay enchufes.